Publicado el

Cómo limpiar sus utensilios de hierro fundido.

Para que sus instrumentos de hierro fundido duren mucho tiempo, tiene que cuidarlos bien. Recuerde la regla de todo entusiasta del hierro fundido: nada de jabón ni de fibra de metal. El jabón y la fibra metálica hacen que la capa de curado se quiebre, por eso no deben usarse para limpiar el hierro fundido regularmente, sólo como explicamos líneas arriba, en caso de que muestren óxido.

Enjuague las ollas o sartenes de hierro fundido mientras aún están calientes. Si se ha pegado comida al fondo, rásquela. ¡Y eso es todo!

Recuerde: no guarde alimentos en los recipientes de hierro fundido: éstos pueden transmitirle un sabor metálico a la comida. Además, guarde sus ollas y sartenes destapadas, para evitar la acumulación de humedad y la consiguiente oxidación del metal.

Ahora que ya conoce los secretos del hierro fundido, puede comenzar a hacer una colección de reliquias para sus descendientes… ¡y sobre todo, unas comidas deliciosas!